ACTUALIDAD EUROVISIVA

LA APUESTA DE ARMENIA, NOVEDADES EN EL EESTI LAUL, EL A DAL HÚNGARO, EUROVISIÓN JUNIOR 2018 Y EL MELODIFESTIVALEN

ARMENIA

Como si fuese un calendario de adviento, el pasado viernes abrimos esa primera casilla de las 42 que componen este especial calendario eurovisivo para conocer la primera cantante que se subirá al escenario del Pabellón 2 del Centro de Convenciones de Tel Aviv. Armenia se ha adelantado este año al resto de países confirmando el nombre de su representante. 

Srbuk, se convierte en el primer nombre que conocemos de los 42 intérpretes que participarán en Eurovisión 2019. Esta cantante de 24 años, originaria de la capital, de Ereván, se dió a conocer en el 2010 por su exitosa participación en el X Factor armenio en el que acabó segunda. En abril de este año 2018, participó en otro talent show, en este caso en La Voz de Ucrania,  y con éxito similar al de su país de origen,  ya que acabaría cuarta finalista. La televisión pública armenia, la AMPTV, ha abierto un concurso para que los compositores propongan canciones para la joven cantante, y el plazo acaba el 10 de enero. Habrá que dar un tiempo para elegir la canción y grabarla, así que nos iremos a febrero casi seguro para poder escuchar la composición en la voz de la propia Srbuk.

Tras el sonado fracaso este mismo año en Lisboa, con la canción Qamí, que no logró su pase a la final, Armenia decide suspender, al menos momentáneamente el Depi Evratesil, la preselección de la que salió también Artsvik, la representante el año anterior, y que a pesar de los buenos augurios de las casas de apuestas y de la comunidad eurofán, logró un discretísimo puesto 18 en Kiev que supo a decepción total. Armenia vuelve así a la elección interna que tan buenos resultados le dió en el pasado. Hay que recordar que en su corta historia en Eurovisión, Armenia se ha metido en el Top 10 hasta en 8 ocasiones de las 12 en las que participó en el festival.

EESTI LAUL

Ya se pueden escuchar las 24 canciones que participarán en el Eesti Laul, la preselección estona. Los vídeos de las 12 canciones que participarán en la primera semifinal del 26 de enero así como los de las 12 restantes de la segunda semifinal del 2 de febrero ya están disponibles en la página oficial de la televisión pública estona.

A DAL HÚNGARO

La preselección húngara desvela los 30 artistas que competirán en las tres semifinales para optar a representar al país en Tel Aviv, entre los que destacan 2 eurovisivos: Andras Kallay Saunders que representó a Hungría en 2014 en Copenague, en este caso con su nueva banda, y Joci Papai, que vuelve también al A Dal tras su exitosa participación hace dos años en Kiev. Además podemos escuchar ya 10 de las 30 canciones en su totalidad y tenemos también 30 segundos disponibles de cada una de las veinte restantes en la página oficial del A Dal.

EUROVISIÓN JUNIOR 2018

La cantante Roksana Wiegel, de 13 años se llevó, con la canción Anyone I want to be, el mini micrófono de cristal de la decimo sexta edición de la versión infantil del Festival de Eurovisión que se tuvo lugar el pasado  24 de noviembre en Minsk, Bielorrusia. El próximo JESC, tendrá lugar en Polonia.

MELODIFESTIVALEN

El pasado 27 de noviembre la SVT daba a conocer la esperadísima lista de los 28 participantes de la preselección sueca, los 28 compositores, los títulos de las canciones así como la distribución de las 4 semifinales y el orden de actuación de las mismas.Hay muchísimas caras conocidas, tanto del panorama musical sueco como internacional, participantes de ediciones anteriores, incluyendo a 3 ganadores del Melodi, y 3 eurovisivos. La primera de ellas, Anna Bergendhal, será la encargada además de abrir la competición el 2 de febrero en Gotemburgo. Esta primera semifinal la cerrará Wiktoria en el que será su tercer intento por representar a Suecia en el festival.

La segunda semifinal que se celebrará en Malmö la abrirá el internacional Andreas Johnson que tuvo  muchísmo éxito en 1999 con su sencillo Glorious,  y en la que será su cuarta participación en el Melodi, y la cerrará la polaca Margaret, segunda vez que participa, en este caso consecutiva, tras su In my cabana del año pasado.

La tercera semifinal, que tendrá lugar en el pueblecito de Leksand, la abrirá el también eurovisivo Martin Stenmarck, representante en 2005 con Las Vegas, que en este caso lo hará con una canción en sueco. Y cerrará esta tercera Semi, Rebecka Carlsson, conocida en el país por haber sido la segunda finalista del Swedish Idol en 2016.

La cuarta semifinal se desplazará hasta la ciudad de Lidköping, y tendrán el honor de abrirla los también eurovisivos Avingarna, representantes en 1993 en Millstreet con Eloise.El broche final a las 28 actuaciones lo pondrá Lisa Ajax, otra conocida del Melodi tras sus participaciones en 2016 y 2017, que cerrará esta cuarta y última semifinal a la espera de la gala repesca del Andra Chansen.

Eurodrama de la candidatura israelí para escoger sede de la que será la sexagésimocuarta edición del Festival de Eurovisión.

El día después de la Gran Final, el 13 de Mayo, el Primer Ministro Benjamin Netanyahu anunciaba en twitter que Jerusalén acogería la sede de Eurovisión el año que viene.

La polémica salta en cuestión de días y en varios países se empiezan a levantar voces en contra de la candidatura de Jerusalén por su disputada  condición como capital tanto del estado hebreo como de un futuro estado palestino, pero sobre todo por el miedo a que el gobierno israelí utilice políticamente el festival para sus propios intereses.

A penas una semana después de las declaraciones de Netanyahu, la UER y la KAN, la neonata televisión pública israelí, encargada de organizar el festival, tienen su primera reunión, y ya el 23 de Mayo la UER envía su primer aviso: “Si los países se niegan a participar en Eurovisión 2019, no se organizará en Jerusalén”.

El eurodrama está servido, y ante la precipitación de muchos eurofanes, la UER se siente obligada a recomendar: “No reservéis aún los vuelos”, lo que incrementa aún más el culebrón y pone en dudas incluso de que sea Israel el que finalmente acoja el festival.

En cuestión de días la tensión sigue subiendo y las presiones desde ambos lados florecen en forma de amenazas veladas: El 7 de junio la ministra de Cultura y Deporte del gobierno Israelí declara: “Si Eurovisión no es en Jerusalén, lo correcto sería no organizarlo. Israel tiene una capital, llamada Jerusalén, y no deberíamos avergonzarnos de ello”. La UER, por su parte, recuerda las nuevas reglas de las que se dotó en 2017, en las que se reserva el derecho a buscar una sede alternativa en caso de que la televisión organizadora no cumpla con los plazos ni con las instrucciones del ente europeo de radiodifusión”.Parece que la batalla puede ser larga, pero los plazos en Eurovisión son cortos, y el gobierno israelí no tiene más remedio que dar marcha atrás y aceptar la elección abierta de sede proponiendo así hasta 4 ciudades para albergar el festival: Tel Aviv, Haifa y Eilat se unen de esta manera a Jerusalén como candidatas oficiales.

Dentro del propio Israel se empiezan a levantar voces a favor de Tel Aviv como sede alternativa a Jerusalén. Noa, la que fuera representante de Israel en 2009 junto a la palestina Mira Awad, declara “Tel Aviv es una ciudad viva, alegre y divertida, sin matices políticos ni polémicas, es donde se debe celebrar una fiesta como Eurovisión. Cuando haya paz, lo podremos hacer en Jerusalén”. Llegamos al 18 de junio con la primera reunión en Ginebra entre la la UER y la delegación israelí para limar asperezas y resolver algunos aspectos técnicos sobre la recién creada televisión pública KAN , como es el hecho de ofrecer informativos en su parrilla televisiva, y adecuarse así a los requerimientos de la UER. Pero también para definir las ciudades candidatas para la sede, de la que ya se cae en esta primera ronda la norteña ciudad portuaria de Haifa, al no contar con las instalaciones adecuadas que la UER exige para acoger el festival. La batalla parece que se librará finalmente entre Jerusalén y Tel Aviv.

Los conservadores en Israel empiezan a moverse, y la Ministra de Cultura y Deporte presiona para que el país imponga Jerusalén como sede y  para que tenga mayor control sobre los contenidos del Festival, especialmente de los interval acts, al considerar que con ello se proyecta una imagen cultural del país. Finalmente, el Gobierno israelí decide vetar a dicha Ministra de sus reuniones de trabajo, lo que ayuda a calmar los ánimos y tender puentes con la UER, accediendo incluso a no interferir en la elección de la Sede.

A ojos de la UER, las cosas se siguen complicando  para Jerusalén cuando el ayuntamiento de la religiosa capital israelí exige en su primera reunión con la KAN que no se profane el shabbat, el día sagrado de la semana judía, ni con los ensayos ni con la celebración del festival en si en sábado, algo que cambiaría por completo el calendario de Eurovisión.

Llegamos así al 17 de Julio, fecha límite para la presentación oficial de las 3 ciudades candidatas, y conocemos también los respectivos recintos con los que cuenta cada ciudad. Tel Aviv propone el Pabellón 2 del Centro de Convenciones con capacidad para 10.000 personas; Jerusalén el Pais Arena, para algo más de 15.000; y Eilat los hangares del puerto, para  unas 10.000.

Aparecen problemas de financiación del festival, ya que el gobierno israelí quiere que la televisión pública lo financie en su totalidad con su propio presupuesto. Por su parte la KAN pide aumentar su financiación para poder asumir la organización, lo que le vale la acusación de “chantajista” por parte del primer ministro Netanyahu.

Estas desavenencias no son desaprovechadas por otras cadenas públicas europeas y los rumores llegan a la prensa de que la UER y la austríaca ORF habrían llegado a un acuerdo para que Eurovisión 2019 se celebre en Austria, la tercera clasificada en Lisboa, en el caso de que Israel no resuelva sus problemas internos.

Finalmente la KAN y el gobierno israelí llegan a un acuerdo y el 14 de agosto la cadena pública israelí realiza in extremis el pago de 12 millones de € en concepto de fianza que la UER le exigía para garantizarse la realización del festival.

Disipados finalmente todos los rumores, el 29 de agosto la delegación de la UER, capitaneada por Jon Ola Sand visita Israel para conocer de primera mano las tres ciudades candidatas: Jerusalén, Tel Aviv y Eilat.

Tras esta primera visita, y a pesar de los esfuerzos de las autoridades locales, la sureña estación turística de Eilat se cae de la carrera por organizar el Festival.

El 7 de septiembre la prensa israelí da por resuelto el culebrón del verano. El eurodrama que nos había mantenido entretenidos y había monopolizado nuestras conversaciones en la playa llegaba a su fin. Era oficioso… aunque no oficial.El 13 de septiembre se hacía público el anuncio oficial de Tel Aviv como sede de la sexagésimocuarta edición del Festival de Eurovisión así como las fechas definitivas para la misma: 14 y 16 de Mayo para la 1ª y 2ª Semifinales respectivamente, y 18 de Mayo la Gran Final.